DIARIO PULPERO (EXCEPCION)

Aunque la idea principal de este blog es "exclusiva" del PULPO, no quería dejar de hablar de este Gran día en casa de la familia González Marín, los anfitriones D. Carmelo y Doña Eli que son los padres de mi tocayo y amigo, también conocido como el “American”. Pues bien, como ya es costumbre durante algunos años, la familia González Marín organiza 2 Jornadas Gastronómicas al año, una en verano a la cuál no he podido asistir todavía y que la celebran en el velero del “American”; la otra cita anual siempre suele ser en la segunda semana de enero y esta la realizan en su casa en Murcia. La citada jornada se ha bautizado como: “El día DEL STEAK TARTARE” ya que, y como os describiré a continuación, entre otras muchas delicatessen, D. Carmelo prepara un exquisito Steak Tartare. En esta cita, estamos invitados alrededor de 30 personas, aparte de familia, casi todos amigos del grupo con nuestras respectivas novias/mujeres. Me podría extender hablando de ese día con muchísimas líneas, pero ya que quiero terminar este día del Diario Pulpero y colgarlo en el blog, me limitaré a analizar no de forma exhaustiva algunos de los manjares ofrecidos por tan amablemente y con gran simpatía: padres del “American”.
Con lo primero que voy a empezar, va a ser con el PULPO ASADO que preparó Sergio, previamente comprado por D. Carmelo en la Plaza de Abastos de Verónicas y que pesaba 5 kilos. Después de limpiar cuidadosamente los tentáculos del Octopus (que ya os imaginaréis como eran de grandes y la suciedad que podían almacenar), lo partió en dos, la cabeza la tiró, lo metió en una yanda metálica de forma rectangular con cerveza, brandy, cebolla, tomate y pimienta y a una temperatura de 220ºC durante aproximadamente 2 horas casi y media. Cuando pinchó y pinché diferentes patas del pulpo y el palillo largo de madera entraba con facilidad (rompiendo el músculo), se sacó el pulpo y Sergio decidió dejarlo reposar y enfriar antes de servirlo, lo cuál, como ya hemos visto en las recetas del blog, el pulpo asado dejado enfriar, hace que los músculos se ablanden más. Una vez trozeado lo aderezó con pimienta negra recién molida y un buen chorro de limón. El resultado, un pulpo bueno y sabroso y que no sobró ni un solo tentáculo. Enhorabuena Sergio!

No se me puede olvidar las CROQUETAS de Doña Eli, por supuesto caseras, a base de pollo, cebolla y bechamel (fina fina). Como los rollitos de sobrasada y pan de molde, cortados en rodajas semi-gruesas innovados este año por su autora, ya que si no recuerdo mal, el año pasado hizo unos rollitos del mismo tipo pero con queso tipo filadelfia y jamón cocido. Por supuesto, los CHORICILLOS al champagne y que además literalmente hablando ya que llevaban champagne!! (normalmente se usa vino blanco o como mucho cava).

D. Carmelo se encargó del plato estrella: el STEAK TARTARE, del que llevo 2 años acudiendo a la ineludible cita con unas cuantas horas de antelación para aprender y disfrutar de la cocina con buena compañía. Pues bien, para el plato compró 2 solomillos enteros de buey, del que una vez limpio de todo tipo de grasa (Sergio ayudo al maestro en esta tarea) se quedaron en 4 kilos 700 gramos, una vez mezcló los ingredientes con la carne picada previamente por él hicimos la cata los que ahí estábamos: Doña Eli, D. Carmelo, Sergio y yo y como resultado se decidió que había que ponerle un poco más de pimienta y mostaza, eso sí, antes de servirlo lo metió a la nevera para que enfriara un poco y el sabor se ligue más. El resultado: ESPECTACULAR.

Tampoco quiero dejar pasar las deliciosas TORTILLAS DE PATATAS con o sin cebolla que prepara la madre de Carlos L. Abellán: buenas buenas, y desde aquí y si alguna vez leyera estas líneas, estaría muy agradecido de que algún día me diera alguna clase de cómo hace las tortillas.

Aunque supongo que se me olvidan muchos detalles del día, voy a terminar mencionando los “MINI-MIGUELITOS” que preparó Carmen, sobrina de Eli y prima del “American”.

Como habréis podido comprobar, la Jornada Gastronómica fue un éxito rotundo y desde aquí mi agradecimiento a la familia González Marín, por la organización, esfuerzo, paciencia y tan buen sentido del humor. GRACIAS

1 comentario:

JAM dijo...

Amen a todo lo dicho. Lo de los Gonzalez Marín no tiene nombre. Cada año se superan.

En otro orden de cosas, parece que este viernes habrá una masiva cata pulpera en Espinardo. Esperamos ansiosos la crítica de los que acudan. Abrazos con tentáculos. JAM.